Turismo comunitario > Blog > Viajes > Learning Expedition: 2 días recorriendo los caminos del Mayab con estudiantes parisinos

Learning Expedition: 2 días recorriendo los caminos del Mayab con estudiantes parisinos

El viernes 15 de marzo un grupo de estudiantes franceses y de diferentes partes del mundo de las Maestrías en Gestión (Internacional) de los Recursos Humanos del CIFFOP (Université Paris 2 Panthéon-Assas) se embarcaron en el vuelo AF650 con destino a Cancún, emocionados y sin saber bien qué esperar de su Learning Expedition en México.

Co’ox Mayab, en cooperación con Viajes UADY Global y la Coordinación de Cooperación e Internacionalización de la Rectoría, organizó parte de este viaje escolar durante los días 17 y 18 de marzo, durante los cuales los estudiantes parisinos vivieron la experiencia de nadar en el Cenote Yokdzonot, descubrir la vida comunitaria de Ek Balam y apreciar la naturaleza en San Felipe.

Así, el domingo 17 de marzo, con trajes de baño puestos y equipaje para 2 días, salimos del Hostal Nómadas rumbo a Yokdzonot, lugar en donde se encuentra el parador turístico operado por la cooperativa Zaaz Koolen Haá, conformada mayormente por mujeres de la comunidad. Aquí, los estudiantes recibieron una plática informativa sobre los cenotes, las problemáticas que enfrentan y la forma de operar de la cooperativa Zaaz Koolen Haá. Después, los estudiantes pudieron nadar y refrescarse del calor yucateco, que tenía una diferencia de más de 20°C con París. Para finalizar la visita, comimos en el restaurante de la cooperativa, en donde disfrutamos de los mejores platillos tradicionales yucatecos. Héctor y doña Tere, presidente y secretaria de la cooperativa, respectivamente, agradecieron a todos su visita y recibieron un gran aplauso del grupo por su esfuerzo y dedicación.

Después de comer, partimos hacia la Zona Arqueológica de Chichén Itzá, en donde recorrimos sus impresionantes construcciones de arquitectura maya-tolteca bajo el ardiente sol yucateco. El Castillo de Kukulkán sirvió como fondo para diversas postales de grupo que ahora son lindos recuerdos.

Agotados por el calor y arrastrando el jetlag desde hace ya varios días, partimos hacia la comunidad de Ek Balam, en donde los estudiantes pasarían una noche en las cabañas de la cooperativa U Najil. Desde que llegamos a la comunidad se respiraba un choque cultural, pero se sentía también un asombro que causaba alegría. Después de instalarse en las cabañas y refrescarse, los estudiantes pudieron disfrutar de una cena en casa de las familias locales en donde probaron los panuchos, el pollo pibil y los tamales. La visita sirvió como escenario para el diálogo intercultural entre visitantes y locales, ambos compartiendo su cultura. Con el estómago lleno y el corazón contento, nos despedimos de las familias y nos dirigimos al centro de la comunidad, en donde la Cooperativa U Najil Ek Balam organizó un evento con danza folklórica y una representación del juego de pelota tanto para los visitantes como para los habitantes del pueblo.

Al día siguiente, algunos recorrieron la milpa maya y aprendieron sobre las abejas meliponas, los tipos de árboles y cultivos con Manuel y Luis, dos jóvenes guías de la comunidad. Después de desayunar, otros hicieron el paseo comunitario, en el que descubrieron la técnica de costura a punto de cruz, el bordado de hamacas y cómo hacer tortillas a mano. Los estudiantes, curiosos, hicieron todo tipo de preguntas sobre cuál es la mejor forma para dormir en hamaca, pues algunos lo hicieron la noche anterior y les pareció una experiencia… interesante. Al finalizar las visitas el punto de encuentro fue el centro de la comunidad, en donde Don Mario dio unas palabras de despedida y partimos rumbo a San Felipe.

No había mejor bienvenida a San Felipe que comer en el restaurante Vaselina, en donde pudimos disfrutar pescados y mariscos típicos de la costa yucateca. Después de la deliciosa comida nos embarcamos en las lanchas de la cooperativa San Felipe y Naturaleza para hacer un rápido recorrido por la zona de manglar y llegar a la isla Punta Nichili, en donde los estudiantes pudieron pasar un tan anhelado tiempo en la playa. Desde que comenzamos el recorrido las nubes amenazaban con mojarnos, y fue justo cuando comenzábamos a regresar que comenzaron a caer gotas de lluvia. Algunos corriendo y otros más tranquilos se embarcaron en las lanchas para regresar al puerto y volver a Mérida. Después de 3 horas de viaje y un mensaje agradeciéndoles por escoger una forma más justa, consciente y solidaria de viajar nos despedimos de los estudiantes y les deseamos bonne continuation.

Otros eventos que se realizaron durante su estancia fueron el Coloquio franco-mexicano “Universidad y empresa en Francia y México: aproximaciones comparadas y sinergias aplicables”, así como visitas a diferentes empresas del medio local y regional. Los estudiantes pudieron valorizar la diversidad y vitalidad del tejido económico local, así aprender sobre la forma de administrar los recursos humanos a la mexicana.

El viernes 22, un día antes del regreso a París, se organizó una dinámica de cierre y retroalimentación en la Ex-Facultad de Antropología. A continuación, presentamos algunos mensajes que los estudiantes que escribieron:

“Experiencia increíble, aprendimos y visitamos lugares y tuvimos experiencias que nunca hubiéramos tenido. El mejor viaje de mi vida. GRACIAS”.

“Experiencia increíble en el pueblo, en las comunidades, en las cooperativas. Paisajes increíbles y buenas experiencias humanas”.

“Permite cuestionarse y comprender lo esencial de los intercambios y olvidar lo material”.

“Experiencia totalmente única y privilegiada. Sentimiento de integrar una comunidad con costumbres particulares y sinceras. Aculturación total y fuera de la rutina”.

“Un gran aplauso por su organización. Ustedes nos han hecho descubrir a detalle la región de Yucatán. Nunca olvidaré este viaje constructivo”.

“¡¡Experiencia increíble!! Todo estuvo bien organizado, las personas fueron muy acogedoras. Pudimos descubrir y vivir la cultura maya”.

Co’ox Mayab agradece la confianza que el CIFFOP y la UADY pusieron en nosotros para organizar este viaje y agradece a todos los participantes por haberlo hecho posible. Esperamos que este viaje les haya servido para crecer profesionalmente, pero, sobre todo, personalmente. ¡Enhorabuena et à bientôt!

Escrito por: Jan Martín Müller.

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Contenido protegido