Home > Destinos > Cenote Xooch

Historia

Cenotillo se caracteriza por su tranquilidad la mayor parte del año debido a que una gran parte de su población ha emigrado a los Estados Unidos persiguiendo el sueño americano.

Durante el 2012 un grupo de jóvenes por iniciativa propia empezó a realizar semanalmente una limpieza y monitoreo de los cenotes en la población.

Con una visión emprendedora y con el objetivo de auto emplearse este grupo busco el apoyo de la Comisión Nacional para el Desarrollo de Pueblos Indígenas para iniciar el proyecto turístico en el cenote que hoy es conocido como “Xooch”.

Esta iniciativa surge por parte de este grupo de 16 jóvenes que detectaron el potencial turístico del cenote, ya que en la zona no se encontraba ninguno abierto al público.

Gracias a su primer apoyo empezaron a adaptar el cenote con el fin de facilitar el acceso a los turistas, con un segundo apoyo se construyeron cabañas cerca del pueblo las cuales están disponibles para todo aquel visitante que desee pasar la noche en la localidad.

El cenote continúa en investigación ya que existe en su interior se encuentra una gruta donde se han encontrado vestigios mayas.

Descripción

Para acceder al cuerpo de agua es necesario avanzar durante 40 minutos en bicicleta o 30 minutos en automóvil, partiendo desde la plaza central de Cenotillo.

Este cenote se caracteriza por su belleza natural y su tranquilidad, debido al reducido número de visitantes que recibe, dándole un toque de intimidad con la naturaleza.

El cenote tiene forma de cántaro, y se encuentra rodeado de una amplia diversidad de flora y fauna. Para acceder e él y disfrutar de sus aguas cristalinas es necesario descender a través de una escalera de 15 metros de altura.

Servicios:

  • Baño en cenote.
  • Chaleco Salvavidas.
  • Hospedaje en cabañas.