Home > Blog > Noticias > Cuando las cooperativas se van de vacaciones… con Co’ox Mayab

Cuando las cooperativas se van de vacaciones… con Co’ox Mayab

Aunque no precisamente unas vacaciones, la cooperativa Ich Ha Lool Xaan de la localidad de Hampolol (Campeche) encomendó a Co’ox Mayab la organización de un intercambio de experiencias entre sus socios y los de diferentes cooperativas pertenecientes a nuestra iniciativa, financiado por el Banco Mundial.

Así, el viernes 7 de junio a las 6 de la mañana nos encontrábamos ya listos en la plaza principal de Hampolol, a unos 20 km de Campeche, para recibir a los 43 socios y emprender nuestro viaje con rumbo a Oxkutzcab. Ahí, visitamos las instalaciones del Instituto Internacional de Recursos Renovables (IRRI), en donde los socios recibieron información sobre diferentes ecotecnias como los captadores de agua de lluvia y los biodigestores, que producen un fertilizante que se puede utilizar en huertos de hortalizas como los que trabajan en su comunidad.

Después de comer, salimos hacia Yokdzonot, en donde opera la cooperativa Zaaz Koolen Haá. Algunos intrépidos nadaron en el cenote y otros se quedaron explorando sus instalaciones. Después de que todos terminaran de darse un refrescante chapuzón, comenzó el encuentro con Don Héctor y Doña Isolina, presidente y tesorera de la cooperativa, respectivamente. Durante el encuentro, los yucatecos hablaban sobre su trayectoria y los problemas que han enfrentado como grupo, mientras los campechanos escuchaban atentamente. El intercambio de inquietudes y puntos de vista fue enriquecedor para ambas partes.

Algunos minutos antes de que caiga la noche partimos hacia la comunidad de Ek Balam, en donde pasaríamos las 2 siguientes noches. Después de llegar y acomodarnos en las cabañas de la cooperativa U Najil Ek Balam, cenamos en su comedor y, cansados, nos fuimos a recargar baterías. Los socios de la cooperativa vivieron la experiencia de dormir en cama, al contrario de la mayoría de los visitantes, que experimentan por primera vez el dormir en una hamaca, una muestra interesante de interculturalidad.

Al día siguiente, después de tomar el desayuno nos dirigimos hacia la cercana cooperativa X’Canché. Ahí, el grupo fue bienvenido por Don Benedicto y se lanzó en un recorrido de 2 km en bicicleta y tricitaxi hacia su impresionante cenote. Al llegar también fuimos recibidos por Don Benito, presidente de la cooperativa. Algunos valientes se atrevieron a lanzarse por la tirolesa que atraviesa el cenote por arriba. Al principio estaban un poco nerviosos, pero una vez que lo intentaron, ¡hasta repitieron!

Después de nadar en el cenote y descansar en las hamacas (¡por fin!) del área de descanso todos se congregaron para escuchar la historia de la cooperativa contada por Don Benito, quien con su historia de vida, dejó sorprendidos a los socios. Se tocaron puntos importantes como la atención al cliente, la toma de decisiones y la planificación a futuro.

Así, después de almorzar regresamos a la cooperativa U Najil Ek Balam, en donde algunos cayeron rendidos al “mal de puerco” y otros se dieron un chapuzón en la piscina de la cooperativa. Las actividades se reanudaron a las 5 p.m. con la proyección del documental “De la Milpa al Turismo”, que cuenta la historia de esta cooperativa. También hubo un espacio de diálogo con Don Mario, tesorero, Don Claudio, secretario y Manuel, joven guía certificado de la cooperativa. Posteriormente se realizó la presentación de nuestra iniciativa, Co’ox Mayab, a cargo del Lic. Alejandro Montañez. En esta se enfatizó la importancia de unirse y trabajaron en conjunto en vez de competir entre todos.

Ya en el último día del viaje salimos temprano hacia el ejido San Crisanto, en la costa yucateca. Ahí, los socios recorrieron el manglar en pequeños botes, las salinas y algunos nadaron en el ojo de agua. Después de comer un delicioso pescado empanizado preparado por Doña Rosa, el Lic. José Inés Loría, director de operaciones, habló sobre la historia del ejido y sus actividades productivas. Los socios quedaron impresionados con sus vastos conocimientos y su amplia experiencia.

Un señor que vendía granizados en un partido de béisbol a escasos metros de la cooperativa metió un jonrón al abastecer a la mitad del autobús de raspados para mitigar el calor.

Nos quedaba una parada antes de partir hacia Campeche: El Corchito. Ahí los socios pudieron conocer la operación de un parador operado por el Gobierno del Estado de Yucatán, que antes era de una cooperativa de pescadores. La bióloga Monsterrat Pérez guió el recorrido por las instalaciones, haciendo énfasis en la importancia de la implantación de reglas para no perjudicar el medio ambiente. Al final los socios pudieron darse un último y rápido chapuzón 8 minutos antes del cierre del parador. Con una foto grupal terminó este enriquecedor intercambio de experiencias de 3 días por Yucatán.

En Co’ox Mayab agradecemos la confianza de la cooperativa Ich Ha Lool Xaan depositada en nosotros para organizar su intercambio de experiencias. Esperemos que haya sido de mucha utilidad y les deseamos el mejor de los éxitos. ¡Enhorabuena por la cooperación regional comunitaria!


Escrito por: Jan Martín Müller

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Call Now Button
error: Contenido protegido