fbpx

Voluntariado Co’ox Mayab: Scouts franceces visitan las comunidades

Somos Anna, Sibylle, Marine, Denis, Charlotte y Léonie, seis scouts provenientes de Francia tenemos entre 18 y 21 años de edad.

En el seno del movimiento scout, después de muchos años como jóvenes y bajo la dirección de nuestros mayores, hemos aprendido poco a poco a desarrollar proyectos solidarios. Hoy, y de manera autónoma, seguimos participando en muchas esferas.

Después de un “primer tiempo”, es decir, un primer año dedicado a la acción solidaria en Francia, hicimos un “segundo tiempo”, dispuestos a salir al extranjero para descubrir y hacernos útiles más allá de nuestras fronteras.

Entonces, hemos encontrado a Co’ox Mayab, con quien hemos preparado nuestro proyecto de solidaridad en Yucatán con comunidades locales.

Aterrizamos en Mérida el 21 de julio listos para un mes descubriendo la cultura mexicana y más particularmente la cultura maya.

Primero, tuvimos algunos días en Mérida para aprender un poco sobre la historia de Yucatán y la importancia de la cultura maya en los pueblos en los que habremos ido durante nuestra estancia. También nos encontramos con los estudiantes con quienes trabajamos y que nos han explicaron lo que hariamos.

Estuvimos en Yokdzonot por dos semanas para ayudar la cooperativa “Zaaz Koolen Haa” que ha desarrollado turismo comunitario en su cenote.

Para ayudarles, hemos hecho carteles para orientar a los turistas en el cenote, poner instrucciones de seguridad y sensibilizar sobre la separación de las basuras para preservar la selva.

Además, ayudamos a la construcción de un pequeño jardín botánico en el sitio para mostrar y enseñar a los turistas una manera más natural de cuidarse.

Continuamos nuestro viaje en Ek Balam, un pueblo cerca de un sitio arqueológico donde la comunidad sigue viviendo con su cultura maya mientras que acoge a turistas en cabañas.

Allí nuestro trabajo fue construir un jardín botánico más grande que en Yokdzonot, limpiar el lugar, preparar, poner fertilizantes, recolectar plantas, trasplantarlas y pintar carteles con los nombres de las plantas. Tuvimos una gran semana para hacer todo esto, con la ayuda de algunos socios de la cooperativa y jóvenes del pueblo.

Más que simplemente ayuda, estas experiencias son una manera única para encontrar personas y descubrir un mundo lejos del nuestro.

Hemos encontrado jóvenes de nuestra edad, pudimos hablar y compartir nuestra manera de ver el mundo, nuestras aspiraciones para el futuro.

Hemos encontrado familias que todavía viven con la cultura maya a pesar del hecho de que se está perdiendo en muchos lugares. Nos han enseñado muchas cosas, palabras, cocina, leyendas, humildad y otras…

Hemos encontrado socios que saben que la mejor manera de preparar un buen futuro para ellos es juntos y con la naturaleza.

Hemos visto fiestas locales en las que vimos a gente feliz que quiere su cultura y que tiene ganas de preservarla.

Hemos descubierto fauna de la selva, al comienzo fue un poco raro y nos daba miedo, pero nos acostumbramos y fue fascinante.

Por todos estos momentos únicos que hemos pasado, queremos decir gracias. ¡Este mes en Yucatán fue una experiencia inolvidable, con gente muy simpática que tomó de su tiempo para enseñarnos mucho!

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Call Now Button
error: Contenido protegido